>

Frases de libros

Federico Moccia

En la vida no se puede tener todo; sin embargo, es necesario aspirar a ello, porque la felicidad no es una meta sino un estilo de vida...

Y comprender que tal vez amar es otra cosa. Es sentirse ligeros y libres. Es saber que no pretendes apropiarte del corazón del otro, que no es tuyo, que no te toca por contrato. Debes merecerlo cada día.

Miedo a amar.¿Qué puede haber más hermoso?¿Qué riesgo mayor vale la pena correr?Con lo bonito que es entregarse a la otra persona,confiar en ella y no pensar en nada más que en verla sonreír.

El amor más hermoso es un cálculo equivocado, una excepción que confirma la regla,aquello para lo que siempre habías utilizado la palabra "nunca".¿Qué tengo que ver yo con tu pasado?,yo soy una variable enloquecida de tu vida.Pero no voy a convencerte de ello.El amor no es sabiduría,es locura...

-Prométemelo.
-¿El qué?
-Lo que estoy pensando.
-Sí te lo prometo... Amor.

El silencio de los besos. Ese que habla de sueños y fábulas, de tesoros escondidos.

Cuando pierdes el tiempo al teléfono, cuando los minutos pasan sin que te des cuenta, cuando las palabras no tienen sentido, cuando piensas que si alguien te escuchara creería que estás loco, cuando ninguno de los dos tiene ganas de colgar, cuando después de que ella ha colgado compruebas que lo haya hecho de verdad, entonces estás perdido. O mejor dicho, estás enamorado, lo que, en realidad, es un poco lo mismo...

Y he decidido vivir mi vida como un cuento de hadas. sólo que éste aún no está escrito. Soy yo la que elijo, paso a paso, momento a momento; soy yo la que escribo mi cuento.

Buenos días, mundo... ¿Me haces un regalo hoy? Me gustaría levantarme de la cama y encontrarme una rosa. Roja no. Blanca. Pura. Para escribir en ella como si fuese una página nueva.

Y por un instante, esos momentos son para siempre, puede que un día se olviden, pero por el momento son para siempre.

Perder el sentido de los días, de las noches, del fluir del tiempo, la ausencia de citas, comer y beber tan solo cuando se siente la verdadera necesidad de hacerlo, vivir sin problemas, discusiones o celos.

En la vida hay un instante en que se sabe perfectamente que ha llegado el momento de saltar. Ahora o nunca. Ahora o nasa será como antes. Y el momento es este.

A veces uno tiene la impresión de que las canciones salen a su encuentro porque saben que las necesitan

Y en un instante piensa en que lo único que quiere hacer en este mundo es protegerla, amarla sin preocupaciones, sin problemas, sin dudas, entregarse a ella en cuerpo y alma. Si, vivir exclusivamente para verla sonreír.

Llevo varias noches sin dormir tratando de encontrar las palabras adecuadas que te permitan comprender cuanto te quiero, hasta que punto tu sonrisa, tu aliento, cada uno de tus movimientos son la razón de mi vida.

Olvida todos esos pensamientos. Fatigosos. Inútiles. Difíciles. Que le gustaria que condujesen a alguna parte, pero que al final no llevan a nada. Y se deja amar. Así, con una sonrisa.

Tu sonrisa me ha contado esta historia.


Carlos Ruiz Zafón- La sombra del viento

Si nadie se acuerda de ti, no existes.

Un secreto vale lo que aquellos de quienes tenemos que guardarlo.

Cuando muera todo lo que es mio será tuyo, menos mis sueños.

—No sé qué me ha pasado. No te ofendas, pero a veces una se siente más libre de hablarle a un extraño que a la gente que conoce. ¿Por qué será?
Me encogí de hombros. 
—Probablemente porque un extraño nos ve como somos, no como quiere creer que somos.
—¿Es eso también de tu amigo Carax? 
—No, eso me lo acabo de inventar para impresionarte. 
—¿Y cómo me ves tú a mí? 
—Como un misterio. 
—Ése es el cumplido más raro que me han hecho nunca. 
—No es un cumplido. Es una amenaza. 
—¿Y eso? 
—Los misterios hay que resolverlos, averiguar qué esconden.
—A lo mejor te decepcionas al ver lo que hay dentro. 
—A lo mejor me sorprendo. Y tú también. 
—Tomás no me había dicho que tuvieses tanta cara dura. 
—Es que la poca que tengo, la reservo toda para ti. 
—¿Por qué? 
"Porque me das miedo", pensé.




Javier Ruescas


A todos aquellos que luchan por sus sueños hasta el final, sin permitir que nada ni nadie perturbe la Esencia de sus Futuros.
Esas mismas farolas, esos mismos árboles que decoraban los pequeños jardines, esos corroídos columpios, la habían visto crecer desde que era un bebé. Allí había aprendido a andar, a hablar y también a leer y escribir. Allí tuvo amigos con los que jugaba y corría. Allí supo una vez qué era ser feliz. Pero, como siempre, el tiempo se lo fue arrebatando todo hasta no dejarle nada más que recuerdos. Y hasta eso había empezado a desvanecerse...

Él dio un paso al frente y le agarró las manos. Las gotas se escurrieron por su piel al tiempo que acercaba su rostro y cerraba los ojos. Todas las dudas, las preguntas y los inconvenientes se disiparon cuando sus labios cortaron la manta de lluvia y se fundieron en un beso.


La mecánica del corazón
Sensación de salto al vacío, felicidad del vuelo, miedo a estrellarse.

3 comentarios:

  1. me encanta tu blooooog!
    aquuui tieenees unaa gran seguuuidora!!
    Graciiass por seguir el mio !!!
    besitooos!

    ResponderEliminar
  2. Adoro tu bloog:)
    Te sigoo, me sigues tu a mi? necesitovertesonreir.blogspot.com
    No es tan bueno como el tuyo y acabo de empezar, pero espero que te gustee
    Gracias, un besoo

    ResponderEliminar

Un comentario = Una sonrisa :)