>

domingo, 22 de diciembre de 2013

-Hug-


Es como volver a leer un libro que ya te sabes de memoria pero que aun así sigue sorprendiéndote cada vez que lo abres. Como el recuerdo de una ola que arrastra consigo el último rayo de sol del verano. Es como tantas cosas y a la vez como ninguna. Nada puede compararse. Nada tiene tanto valor como una sonrisa a medias en mitad de un beso a ciegas. Como el sabor que cuelga de unos labios que se niegan a separarse. Como tú, que te has colado en mi vida encendiendo una chispa cuando la luz está apagada (y miles de ellas con una simple mirada). 

Y no sé qué me haces, pero ese "no sé qué" es lo que más me gusta de ti. Eres capaz de transmitir en un abrazo el calor de todo un verano (los dos sabemos que diciembre ya no volverá a ser tan frío, ni tan gris). Y créeme, me pasaría la vida entera abrazada a ti, leyéndote día tras día durante todo el invierno (durante todos los inviernos, más bien). Hasta que volviera a brillar el sol, para abrazarte de nuevo entonces (dejando aún más claro que el frío no es más que una excusa innecesaria para estar pegada a ti). 

Es como una rosa enmarcada que, pase el tiempo que pase y aunque se marchite, seguirá siendo la más bella (por lo que significa ella y la persona que la regala).


martes, 26 de noviembre de 2013

Don't let him go.


Querida tú (o tal vez querida yo):

Solo llamaba para decirte que has cambiado, pero una vez más no has querido descolgar el teléfono. 
Por eso te escribo, porque sé que sigues siendo incapaz de dejar una sola linea de una carta sin leer (y que lees las mismas lineas una y mil veces si quien las envía te hace sonreír). 

Hace tiempo que te (o me) observo y he llegado a comprenderte, o al menos eso creo. Pero desde que te observo has cambiado cada día, sorprendiéndome con cada paso que dabas y que ni yo misma veía venir. Has dejado a un lado tus pequeñas reflexiones sobre la libertad y has salido a buscarla, a esa que según tú pertenece a "los que se arriesgan cada día y aprovechan las nuevas oportunidades que les da la vida". Esa que a veces se encuentra en un abrazo.
Te has comprado un nuevo abrigo, esta vez sin agujeros, y no piensas dejar que el frío de los domingos vuelva a colarse por tus huesos. Pero no has cumplido tu promesa , no siempre has cerrado la puerta al miedo, ese que pensabas que se había ido para no volver. Tranquila, no te culpo, sabíamos que esto pasaría. Lo que no sabíamos es que aparecería alguien capaz de hacerte perder el miedo con una simple sonrisa (y de calarte más hondo que el frío).

Has descubierto que la luna no solo es un pedazo de cielo, que podría contar historias que nadie ha llegado a escribir y que hay historias que no eres capaz de contar con palabras. Que sabes que algo es verdadero cuando decirlo en voz alta hace que se te acelere el corazón. Has comprendido que no sirve de nada ser una simple colilla para un fumador y has dejado que esa ultima calada se consumiera hasta desaparecer (y, créeme, estoy orgullosa de ti por ello). 
Has dejado de escribir en el papel para dar paso a la historia de tu vida. Has cambiado las noches sin dormir por días soñando y la brújula por pasos dados con los ojos cerrados. En cambio, sigues sin tener orientación, aunque te encuentres cada día en su mirada. 

Desde que te observo, me he dado cuenta de que has dejado de observar como se entrelazan las historias de los transeúntes para observar como se entrelazan las vuestras en medio de esa casualidad llamada "vida".

Llamaba también para explicarte que aunque diga que has cambiado, en realidad quiero decir que al fin vuelves a ser tú (más que nunca, de hecho). 

Y que no dejes escapar a la persona que ha logrado que lo seas. 


sábado, 16 de noviembre de 2013

it's worth it




De esas veces que recordar no basta, que el momento se te tatúa en la piel junto con cada escalofrío. Y se marca a fuego (sobre el corazón) como cada uno de los besos que nos hemos dado. Y los que no también. De esas veces que la ausencia de calor no implica frío sino distancia. Cuando las mañanas a tu lado son la excusa perfecta para perder el bus (pero no este tren, que ya se sabe que solo pasa una vez en la vida). De esas veces que recorremos las horas y el mundo entero en una simple sonrisa. Nos complementamos, nos completamos, nos invadimos y nos refugiamos en ella. Y descubrimos que tal vez hayamos recorrido muchos kilómetros en poco tiempo, pero que aun nos queda mucho viaje por delante (juntos).
De esas veces que el silencio habla por sí solo, que los latidos superan el tic-tac del reloj. Silencios seguidos de miradas que parecen gritar lo que sus dueños callan. De esas veces que el tiempo pasa demasiado rápido y te gustaría poder decirle “¡Espera! Déjame vivir ese instante de nuevo (o, al menos, crear miles instantes nuevos con él)”. "Al menos deja que se quede" (Que te quedes más bien, porque esta es de esas veces que sé que me lees y me quedo sin palabras). Porque a veces tampoco basta con sentir ciertas cosas una sola vez, necesitamos hacerlas eternas...

De esas veces que no controlo mis dedos y dejo que todo lo que siento salga de ellos sobre cualquier trozo de papel. O sobre tu cuello, en forma de tequieros disfrazados de caricia. 

De esas veces que escribir es en realidad escribir-te, dibujarte sobre el papel en cada palabra, recordar tu sonrisa en cada rima (y tus críticas objetivas en cada “de esas veces”). De esas veces que te dedico canciones que aun no han sonado en nuestras vidas, pero que sonarán. 
De esas veces que soy más yo que nunca, pero solo contigo.


De esas veces que querer vale la pena (pero sobre todo la alegría).


domingo, 10 de noviembre de 2013

to the moon and back


Untitled


Supongo que es buen momento para decir que he aprendido una lección (he aprendido más que una en realidad). He descubierto que a veces la mayor felicidad es hacer a otra persona feliz. Que basta una caricia (tuya) para que el mundo se pare por un instante. He comprendido que todo pasa por un motivo, que no puedes llegar a la meta sin superar cada bache. Que una misma frase no significa lo mismo dicha por otra persona. He aprendido que ciertas cosas dichas al oído suenan aun mejor. Y créeme, no existen palabras para expresar ciertos sentimientos. He aprendido a ver el mundo con otros ojos, y desde entonces la luna brilla más que nunca. He aprendido...no... Me has enseñado que ser feliz va más allá de sonreír, que es mucho más. Es sentir que el corazón te da un vuelco, que reclama libertad como yo. Y a eso también me has enseñado, a ser libre. Estaba muy equivocada si pensaba que ser libre era simplemente volar. Es mucho más. Es poder ser tú mismo con alguien sin miedo a nada. Y que la única jaula que te rodee sean sus brazos.

¿Sabes? A veces no hace falta volar para tocar el cielo: a veces basta con ponerse de puntillas.

"Mi teoría es que esos momentos impactantes, esos destellos que ponen patas arriba nuestras vidas, son los que acaban definiendo quienes somos."

(Gracias por ser mi trocito de LuNa )


jueves, 24 de octubre de 2013

Open your eyes.







Abre bien los ojos. Mira a tu alrededor. Busca una razón porque siempre la hay. Nunca todo está perdido, nunca todo va tan mal. Siempre hay algo capaz de hacerte avanzar. Cada día es una nueva oportunidad para dar lo mejor de uno mismo. Cada día es un día más (también uno menos). Un día más para luchar por tus sueños, un día menos para llegar a alcanzarlos. Un día más para sonreír, un día menos para volver a hacerlo. Un día más para estar con alguien, un día menos echando a esa persona de menos. Un día más para enseñarle al mundo cómo eres y demostrar que ser diferente es mejor. Un día menos para que el mundo llegue a entenderlo. Un día más para enfrentarte a tus miedos, un día menos para deshacerte de ellos. Un día más para arriesgar, un día menos para ganar. Un día más para recordar...Un día más. Siempre un día más. 

Porque tal vez no siempre brille el sol, pero puedo asegurarte que siempre amanece. 
Porque cada día es un día más para vivir como si fuera el último.
Porque cada día es un día más para estar juntos.


It's a brand new day, the sun is shinning... This cycle never ends,you gotta fall in order to mend "          


lunes, 21 de octubre de 2013

All about smiles.





"Imposible es no tentar a la suerte una vez más" 

Pero esta vez la suerte nos sonríe (llámame loca, pero sé que lo hace). Porque da igual en qué sentido sople el viento, sé que lo hará a nuestro favor. No importa lo grande que sea el mundo, esto es aun mejor. Tampoco importa la radio si no pone esa canción. Porque dicen que lo bueno dura poco, pero no importa el reloj. Que dure lo que quiera, que dure lo que dura una huella en el cristal, lo que tarda el sol en ocultar cada rincón, lo que dura un beso, una canción. Porque por una vez no se trata de tiempo, se trata de no saber qué pasa pero querer que pase. De contar más de la cuenta si es el uno en el otro. De jugar a las miradas hasta con los ojos cerrados. De sonrisas. Sobre todo de eso, de sonrisas. 

Porque a veces aparece alguien en nuestra vida y en poco tiempo se tatúa en ella. Y ahí empieza el viaje (a todas y a ninguna parte). Y sabes que aunque se acabara hoy (aunque acabe de empezar), habría valido la pena. 


domingo, 13 de octubre de 2013

Ciudad Delirio II



Otra noche más de tantas, con mujer-gato o sin ella, las calles de la ciudad se llenan de luces que iluminan los más oscuros rincones. Parecen bailar entre avenidas mientras yo las observo tras la ventana. Y cuanto más cerca bailan dos luces, más brillan a través de la oscuridad. Pero si se alejan su brillo se desvanece poco a poco. Pensarás que estoy loca, pero si estuvieras aquí conmigo lo entenderías. 

Cada una de esas luces, con todas sus diferencias y sus destellos, corresponde a una vida de esta ciudad. Y créeme: no hay nada como ver crecer una de esas pequeñas chispas.

Venir a Ciudad Delirio no fue una gran decisión. En realidad, ni siquiera fue una decisión. Nada señaliza este lugar. Nadie elige estas calles para vivir, es la ciudad la que elige quién puede llegar hasta aquí. De hecho, es probable que hayas pasado cerca de ella...Tal vez oyeras el ronroneo de un saxofón en alguno de tus viajes en tren. Pero para ver la ciudad, para entrar en ella, hay que dejarse llevar. Tienes que sentir, tienes que bailar. Tienes que vivir y permitirte viajar a la deriva, sin una meta.
Y sin saber cómo, habrás llegado. Y serás una de esas luces que ahora observo tras el cristal.
Y mañana, tal vez recorra esas calles buscando mi luz, buscándote a ti. Date prisa en llegar.

Ven. Sé mi saxofonista.

_______________________________________________________





'Si tu vida no te permite cada día...Jugar, bailar, vivir...Cambia de vida'

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Nothing is as it seems.



Supongo que el mundo ya no es lo bastante grande como para perdernos, pero tampoco tan pequeño como para encontrarnos. Los días no son tan cortos, ni las noches tan largas como para fugarse. Ni la lluvia moja tanto, ni el sol brilla con tanta fuerza. Ya ni el viento es capaz de enredarnos la melena (mucho menos de llevarnos volando). Nada es lo que parece, aunque todo parezca igual que siempre. Los "tengo" ya no preceden al "miedo". Descubrimos que los monstruos de debajo de la cama no asustan tanto como los que nos cruzamos a diario por las calles. Que las servilletas de los bares se hicieron para comenzar historias. Las botellas vacías, para lanzar mensajes al mar. Los libros para viajar y los viajes para perderse. Las risas para contagiarse. Y los sueños para alcanzarse.

Descubrimos que no hace falta marcharse para saber que valía la pena. Pero sobre todo, que si vale la pena no se marchará.

"I hope I get the chance to travel the world and I don't have any plans"


miércoles, 7 de agosto de 2013

Ciudad Delirio


Te escribo desde una nueva ciudad. "No entres a ciudad delirio", rezaba un cartel sobre la entrada. Y ya sabes: basta que me prohíban algo para que quiera hacerlo. Así que, aquí estoy.

Aquí a veces sale el sol. Pero es cuando más arde el asfalto cuando más gente se arriesga a caminar descalza sobre él. No me preguntes por qué; he aprendido que en esta ciudad es mejor no preguntar. Aunque tampoco te iban a responder.
Aquí a veces llueve sobre mojado. Como hoy. Y  los paraguas que llenan las calles pretenden cubrir más de decepciones que de tormentas. Pero a veces se llenan de agujeros y te calas hasta los huesos.
La luz del 8º C se enciende cada noche dejando ver la sombra de un gato negro. Y cada noche ese gato se parece más a una mujer. Se asoma a la ventana para ver la luna; aunque a las cuatro de la tarde esa excusa no valga. Casi al mismo tiempo en la ventana del séptimo comienza a sonar un saxofón. Y sigue haciéndolo hasta que de verdad sale la luna.Y, cuando suena la última nota de jazz, la mujer-gato se pregunta qué pasará mañana.
¿Saldrá el sol para ella o volverá a llover sobre mojado?


¿Y tú? ¿Qué tal va tu viaje en tren? Aquí las vías están vacías sin ti. Ven. Sé mi saxofonista.

sábado, 20 de julio de 2013

People.




Casi desde siempre me ha gustado observar a la gente, observar cómo se comportan. Imagino las historias que esconden tras ese silencio de los viajes de autobús. Tal vez el hombre de ceño fruncido de la primera fila solo tenga un mal día. Tal vez por eso se haya puesto su traje más oscuro. Tal vez sea porque son las 8 de la mañana de un lunes. Y la chica de los cascos que sonríe mirando por la ventanilla tal vez haya tropezado sin querer con una canción que le trae viejos recuerdos. Y tal vez haya visto pasar por esa ventana el lugar donde esos recuerdos nacieron. A lo mejor la mujer del vestido amarillo que  comenta acalorada por teléfono lo mal que va el país en realidad quisiera hablar de otra crisis, la suya propia. Pero puede que tenga miedo de no ser entendida; tal vez porque ni ella misma ha logrado entenderse aún.

Y al abrirse las puertas del autobús, entran nuevas historias en él, mientras el chico de la sudadera azul se da cuenta de que se ha pasado de parada. Aunque tal vez eso no sea tan malo: una chica morena le saluda sonriente aún con su ticket en la mano. Y dos asientos más atrás estoy yo, observando como se entrelazan sus vidas unas con otras, como las coincidencias desencadenan eso que llamamos "vida". Porque tal vez yo sea un poco como todos ellos; tal vez todos lo seamos.

Tal vez por eso me gustan tanto los viajes en autobús: porque en ellos me encuentro a mí misma a través de los demás. Y eso puede alegrarte la mañana de un lunes.



sábado, 22 de junio de 2013

Fuimos.



Fuimos más de lo que habríamos pensado.
Pero fuimos, en pasado, porque el tiempo se fumó los restos de una historia consumida en nuestros labios. O tal vez tú te fumaste esa historia, encendiendo un cigarro con otra. Pero las historias, como el tabaco, se consumen, se vuelven humo y se es-fuman. Lo entenderás cuando tengas que fumarte la vida sin ella, cuando el mechero solo encienda colillas que duren aún menos que un cigarro con vida. Tendrás el cenicero lleno de historias, pero los labios vacíos de besos. No pretendo que lo entiendas, no estás (aún) en esa situación. Pero quién sabe, tal vez en un tiempo de cenizas esté lleno tu colchón. Y entonces lo entenderás.

Y es que fuimos como una calada, tan efímeros siendo dos que ya no queda nada.




domingo, 9 de junio de 2013

Talking to the moon.




Con el tiempo, el eco se quedó en rugidos de un silencio que apagaba el sol. Pero las luces de la ciudad impedían ver las estrellas, meras espectadoras de una historia más. Una historia hecha de gritos a medianoche, cantando canciones apenas con voz. ' Llámame, te quiero escuchar ' ¿Para qué comernos la cabeza? Mejor comernos a besos. Y después otra vez, mientras suena esa canción: ' por verte sonreír... ' Y las noches poco a poco van cambiando de color, y las risas se ocultan entre notas desafinadas. Se perfila en pie la luna, fiel amiga del que recorre sus dudas de sol a sol, del que pasa las noches en la soledad de su colchón. Y en otro rincón perdido, alguien sueña con volver a esa misma habitación. Y le pregunta a la luna si su risa aún sigue allí, si su foto aún está en ese cajón. Pero no es así, ahora duerme bajo la almohada de esa habitación, y él se pregunta si ella volverá a estar en el objetivo de su cámara.

Distinto rincón de una misma ciudad dormida, pero misma luna, mismas dudas, mismas ganas de volar. 

Talking to the Moon, try to get to you. In hopes you're on the other side talking to me too. Or am I a fool who sits alone talking to the moon? '

sábado, 18 de mayo de 2013

Nothing else matters


El paso del tiempo. El miedo a avanzar. El frío del invierno. Las ganas de soñar. Las voces del pasado. Ecos, solo eso. Ecos que a veces no permiten avanzar. Ven, bésame por dentro. ¿Que cómo se hace eso? No sé, pero lo averiguaremos; tenemos tiempo. Dijiste "No te entiendo" y mi "¡No es tan difícil!" te hizo reír  Yo enloquecí con tu risa y tú volviste a reír. "Quiéreme", dijiste. "Cómo si no lo hiciera ya", pensé. Quise mirarte a los ojos y me encontré en ellos. Reflejo de tantas dudas y tantos deseos. Quise Quiero ser tu musa, la ardua nota de tu piano, el "si" desafinado de aquel verano. La nota "sol" que se cuele por tus brazos cuando fuera solo llueva. 
Pero, espera, ¿dónde estamos yendo? "¿Qué más da?", rugimos por dentro, "si al fin y al cabo nos queremos ". 


' ¿Dónde vamos tan deprisa?, me pregunta tu sonrisa. Si tú quieres tengo el plan '


sábado, 4 de mayo de 2013

Sometimes...



De vez en cuando me paro a pensar en ti...en mí...
De vez en cuando me vuelvo una desconocida, investigo mis ideas como si no fueran mías. De vez en cuando me busco en tus espejos, a veces hasta me encuentro en ellos. De vez en cuando las cartas que envío llegan a su destino, (solo de vez en cuando...). De vez en cuanto abro ese cuaderno, pero siempre lo vuelvo a cerrar. De vez en cuando quiero perderme, y hay veces que llego a conseguirlo, pero nunca se me dio bien eso de jugar al escondite...Siempre me acabas encontrando. De vez el cuando el tiempo nos da una tregua, se relaja, se vuelve manejable. Pero de todas esas veces, solo de vez en cuando sabemos aprovecharlo. 
De vez en cuando me leo. Busco en mis palabras soluciones y, de vez en cuando, recuerdos. Cualquier cosa que me haga entrar en razón, recapacitar y volver a empezar de cero. Busco los secretos que nadie ha llegado a entender y trato de entenderlos yo primero...

...De entenderme, más bien. 


' De vez en cuando la vida nos besa en la boca y a colores se despliega como un atlas '



martes, 16 de abril de 2013

Por el miedo a equivocarnos.



Llevábamos ya un tiempo viviendo juntos. Me hacía compañía, no sé si buena o mala, pero compañía al fin y al cabo. En el fondo no nos iba tan mal. Pero él no pensaba lo mismo. Un día abrió la puerta y se fue. No recuerdo cuándo, pero se fue. Sin una razón, sin una excusa. Sin una disculpa por el tiempo perdido. El café comenzaba a enfriarse cuando me di cuenta de que ya no estaba. En cambio mis esperanzas comenzaron a arder con la idea de un futuro nuevo. No estaba dispuesta a perder un solo tren más. Al irse, me había dado cuenta de todas las cosas que había pasado por alto, de todos los pequeños detalles que podría haber aprovechado de no haber sido por su culpa, por culpa del miedo. El mismo que me había hecho tantas veces rectificar, que había provocado tantos silencios. El mismo que hacía imposible avanzar, arriesgar (y ya sabemos que quien no arriesga no gana). 

El mismo que un día salió por esa puerta para no volver. 


Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar. ' 
                                                                                                     (Paulo Coelho)


miércoles, 3 de abril de 2013

Essi amavano.





Era complicado, extraño, libre, dulce, amargo, fuerte, débil, contrario.
Era algo difícil de explicar, más aún de comprender. Él era hielo cuando ella ardía. Se complementaban. Veían en los defectos del otro las virtudes que nunca encontraron en sí mismos. No les gustaba la misma música, ni los mismos libros. Discutían continuamente sobre qué película sí y cuál no. Él prefería la lluvia, ella añoraba las tardes de sol en la arena. Él prefería dormir la mañana, ella era una madrugadora nata. Ella solía quejarse de todo, de todo y a todas horas. Él se quedaba escuchándola hasta que se disipaban todas sus dudas. A menudo se contradecían. No parecían tener mucho en común. Y en cambio lo compartían todo. Su historia, sus miedos, sus risas... Todo. Se reían. Lloraban. Se consolaban. Se miraban. Se mordían. Se rehuían. Se acosaban. Se escondían; de ellos mismos y del resto del mundo. Se ahogaban en besos. A veces decían odiarse. Se amaban.

" La primera vez vestías mi sonrisa preferida "

domingo, 31 de marzo de 2013

Too cold outside.





Y volvió Calor a colarse por tus besos, a calarte muy adentro. Tal vez sudó el reloj con el correr del tiempo. Recuerdo otra de sus visitas. No teníamos prisa. Pero el viejo amigo Frío se coló por nuestros huesos. Recuerda lo que ha sido, se pierde en el recuerdo. Tal vez trajo ventisca, tal vez levantó el vuelo. Tal vez en mi empeño yo también huí del suelo. O lo intenté, al menos.

Y después de tanto tiempo, vuelve Frío a llamar a nuestra puerta los domingos. Y se queda. ¿Por qué se queda? ¿Por qué no deshacerse de su nube negra? Subamos la temperatura, fundámonos, hallemos la cura. Hagamos un pleito en contra de la duda que todo lo inunda. 
Aunque tal vez no sirva de nada, ya sabemos que los domingos...

...vuelve Frío.

' It's too cold outside, for angels to fly '

sábado, 16 de marzo de 2013

Just a smile


Verás, no basta con eso. No quiero convertirme en un simple recuerdo, en una foto guardada en un cajón que mires una vez al año, tal vez, y te recuerde que hubo un tiempo en que fuimos eternos. Quiero ser el objetivo de tu cámara, y también el de tu vida. Tu motivo para despertar con una sonrisa, quizás. No sé. No tengo ni idea, en realidad. Solo busco ser algo más que un recuerdo guardado en un cajón. Busco ser una sonrisa al mirar una foto, una frase escrita en tu memoria, el flashback de un beso en mitad de la nada. Pero sobre todo, busco ser la persona que sonría contigo al mirar esas fotos, la que te recuerde esa frase de vez en cuando y la que reviva contigo ese beso una y otra vez.

" We still love each other, forever and always"


jueves, 14 de marzo de 2013

Everyday is a second chance



El miedo debería brillar tan solo por su ausencia. Esas ganas de comernos el mundo que nos devoran por dentro solo serán libres de hacerlo si olvidamos el "¿qué pasará luego?". El tiempo ni se para ni perdona. Las noches de incertidumbre continúan. ¿Y los besos? Los besos ni se borran, ni se pierden, ni se olvidan. El silencio, después de todo, ocupa más espacio del que debería. ¿Y los gritos? Son susurros confundidos; callamos lo que deberíamos gritar, gritamos lo que no debería ser oído. Y los susurros pasajeros bailan con las caricias entre la noche y la madrugada. ¿Y el frío? Se esconde bajo la piel de los que han huído, de los que se arrepienten, de los que se dan por vencidos....

¿Y la libertad? 
Fluye por las venas de los que no se han rendido, de los que aún luchan, de los que han perdido el miedo, de los que besan con los ojos cerrados, de los que gritan con fuerza, de los que huyen del frío. 
De los que se arriesgan cada día y aprovechan las nuevas oportunidades que les da la vida.



domingo, 24 de febrero de 2013

Is this love?




Vuelvo a caer en la trampa de los amaneceres que se pintan sobre su piel. De los besos, los recuerdos, las charlas al amanecer. Prometí no volver a hacerlo nunca. Juré más de una vez no volver a caer. Y aquí me tienes, rompiendo promesas inútiles, amando de nuevo, tal vez mejor que la última vez. Venga, sabes perfectamente que tú también lo has hecho. Te prometes no volver a enamorarte y lo cumples por un tiempo. Pero entonces aparece 'él' y todo cambia. Vuelves a sonreír como una idiota, a perder la cabeza.   Y no puedes evitarlo; simplemente pasa.


Is this love or am I dreaming?, this must be love  ' Cause it's really got a hold on me "

lunes, 21 de enero de 2013

I wanna be...



Quiero ser la orilla a la que vayan a parar tus olas, el mar en el que se pierdan todas tus dudas. Quiero ser la marea que arrastre consigo todas tus lágrimas, pero también el océano que refleje todas tus sonrisas. Quiero ser la corriente que cambie tu suerte, la roca contra la que choque la fuerza de tus tempestades. Quiero ser la arena que recoja tus huellas, el faro que te guíe cada noche oscura. Quiero ser la luna que se refleje en tu orilla. Quiero ser la isla en la que decidas desembarcar. Quiero ser el puerto al que encadenes tus preguntas. La brújula que te oriente cuando estés perdido, la bruma que te esconda cuando no quieras que te encuentren. Quiero ser la bahía que te sirva de refugio, esa en la que descansen cada uno de tus insomnios.

Quiero ser tu mar.


"I wanna be the reason of your smile"


miércoles, 9 de enero de 2013

Correndo attraverso la nostra vita



Y son las pequeñas cosas las que al final perduran, las que al mirar atrás mejor se recuerdan. Las sonrisas a destiempo, las declaraciones susurradas al oído, las caricias que vinieron tras los susurros... El reflejo de una puesta de sol en sus ojos, un perfume, una canción... Una flor, quizás. El problema es que a veces tenemos demasiada prisa como para darnos cuenta de estos pequeños detalles. Vamos por la vida a demasiada velocidad, y no reparamos en que a veces es mejor echar el freno y pararnos a mirar a nuestro alrededor. Quedarnos en silencio y observar como funciona el mundo, y tal vez llegar a comprenderlo un poco mejor. Pero no... Siempre tenemos que llegar a algún sitio, ver a alguien, hacer esto o lo otro. Nunca tenemos tiempo para escuchar, para entender, para esperar. Y seguimos acelerando. Aceleramos  una y otra vez. Para llegar a tiempo. Para llegar antes de tiempo. Y ya no nos damos cuenta de los pequeños ni de los grandes detalles. 

Y solo cuando llegamos a nuestro destino nos percatamos de que hemos atravesado corriendo todo París sin darnos cuenta siquiera de que la torre Eiffel estaba justo ahí...

Stiamo correndo troppo attraverso la nostra vita

jueves, 3 de enero de 2013

Away with you



Frente al rumor de las calles, el bullicio de los besos. Manos frías para contrastar el calor de sus sentimientos. Caricias que despiertan recuerdos. Versos que recuerdan a caricias...
Me estoy yendo lejos. Lejos de los problemas, de las dudas, de los "quizá...". Lejos de tener miedo, lejos de arrepentirse, lejos del reloj. Huyo como el tiempo entre tus dedos. Busco refugio y lo encuentro en tus brazos; en ti. Y me escondo en tu abrazo por si el pasado me encuentra. Por si el invierno llega y el frío nos atrapa. Por si el mundo se congela y no logra latir. Por si todo cambia. Por si no logramos cambiar. 

Por si pierdo la sonrisa, por si te pierdo a ti.


"Estoy lleno de sombras, de noches y deseos, de risas y de alguna maldición"
                                                                     (Mario Benedetti)


martes, 1 de enero de 2013

Burn 2012




Se estrena año, se estrena libro. Quememos las páginas de nuestra historia que no nos traen buenos recuerdos. Volvamos atrás solo para coger carrerilla y llegar antes y con más fuerza a nuestra meta. Saquemos nuestra mejor sonrisa cuando no nos salgan las palabras. Busquemos salidas sin preocuparnos antes de tiempo. Pintemos sonrisas, robemos 'te quieros'.  Callémonos los silencios, gritemos el resto. Perdamos el miedo. Y que nuestro mayor delito sea disfrutar del momento.

¡Bienvenido 2013!


"What doesn't kill you makes you stronger"